fbpx

Vinos de autor

Por Gastón Ayerbe*

Un vino de autor es aquél que rescata el sello particular, el estilo y la pasión de su creador, quien dirige todas las etapas desde la vid hasta la copa.

A comienzos de los años 90 en Francia comenzó a utilizarse la denominación vinos de garage, para referirse a elaboraciones muy pequeñas de tipo artesanal. Son elaborados meticulosamente con la pretensión de lograr  vinos auténticos, en base a procedimientos que buscan respetar al máximo las características de cada uva y de cada cosecha. Bajo esta concepción, se conjuga una gran riqueza de aromas y sabores con un mayor grado de salubridad. No se escatiman los medios para lograr que la uva exprese todo su potencial.

El nombre vino de garage no es una categoría oficial en Francia. Se utiliza el término “micro-cuvee” para referirse a vinos exclusivos producidos en cantidades de apenas 400 a 1500 cajas por año, provenientes de viñedos de no más de 6 hectáreas. Históricamente, el primer vino de este tipo fue el Chateau Le Pin, producido por primera vez en el año 1979, en 2 hectáreas de viñedos en Pomerol. Se lo considera el principal antecedente de los vinos de garage.

El primer vino famoso bajo el nombre de vino de garage fue el Chateau Valandraud, producido en St. Emilion en 1,5 hectáreas de viñedos, a comienzos de los años 90. Desde entonces el fenómeno se ha amplificado y los garajes se convirtieron en bonitas bodegas que albergan estas codiciadas perlas.

vino de garage

En Estados Unidos, se utiliza el término vinos de culto pues se adquieren como objetos de lujo u obras de arte. Existen pocas etiquetas de este tipo de vinos, elaborados principalmente a base de Cabernet Sauvignon, en su mayoría en la región de Napa Valley.

Se venden por lista debido a que su producción es muy baja y su demanda muy alta. Su fama de ser tan exquisitos como raros, los ha convertido en piezas de colección. Han  llegado a disputarse en subastas de conocedores por más de mil dólares la botella. Algunos nombres de estos vinos selectos son: Harlan Estate, Screaming Eagle, Bryant Family, Grace Family, Colgin Cellars, Dalla Valle, Araujo Estate.

Sin embargo, no todos los vinos de autor son sinónimo de altísimos precios. Existen vinos elaborados bajo las características antes mencionadas, que priorizan la calidad y la autenticidad sobre la cantidad y pueden adquirirse a precios más accesibles.

Vino casero

En Argentina, en el año 2002 se creó la figura de “elaborador de vino casero” aprobada por el Instituto Nacional de Vitivinicultura (INV). Dicho organismo estableció los requisitos de inscripción como elaborador de vino casero, las condiciones de elaboración, identificación y exigencias respecto de la comercialización del producto.

Las elaboraciones no pueden exceder los 4.000 litros anuales, debiéndose aplicar prácticas enológicas lícitas y emplear locales, vasijas y demás elementos respetando condiciones específicas de sanidad. Así mismo, el producto tiene que reunir las características químicas de un vino genuino, expresadas mediante determinaciones de alcohol, extracto seco, azúcares reductores, acidez total y acidez volátil.

Esta medida reconoce la existencia de una gran cantidad de elaboradores de vino artesanal. En muchos casos se trata de continuadores de la cultura de producir su propio vino, heredada de padres y abuelos inmigrantes. A ellos se han ido sumando cada vez más amantes del vino, movilizados por la pasión de llevar a cabo esa maravillosa alquimia que permite transformar uvas en vino.

Bodega artesanal en la localidad de Olivos, Provincia de Buenos Aires

 

Dentro de este marco, es posible elaborar exquisitos vinos artesanales siempre y cuando la materia prima sea de excelente calidad. Sólo es posible elaborar un buen vino a partir de uvas sanas y en su grado óptimo de madurez. Para ello son cosechadas en pequeñas cajas garantizando que los racimos se mantengan enteros y con el menor rozamiento posible. Las uvas recién cosechadas se trasladan inmediatamente hasta el lugar donde se llevará a cabo la elaboración para preservar su frescura y sanidad. Hoy día, el uso de tecnología adecuada está al alcance de un pequeño elaborador. Insumos y tecnología permiten reproducir a pequeña escala el proceso completo que realiza una bodega que produce grandes volúmenes.

Un vino de autor, sea de culto, de garage o simplemente casero, pretende alcanzar la mejor expresión de lo rico, lo puro y lo bello. Un vino criado con minuciosa dedicación que refleja la inspiración, la pasión y el amor de su autor por esta noble bebida.

Vinos espectaculares, no tan conocidos

VINOS DE AYERBE lanzó en el mes de diciembre su tienda de vinos online, con dos bodegas de características únicas:

DOMAINE ST. DIEGO, la bodega familiar de Ángel Mendoza. Ubicada en un terruño privilegiado del distrito de Lunlunta, en el departamento de Maipú, Mendoza. Ángel Mendoza es reconocido como uno de los cultores de la variedad Malbec en Argentina.
Domaine St. Diego se asienta en un viñedo de 3,5 hectáreas en terrazas, con una hermosa vista de la Cordillera de los Andes. Recorriendo el viñedo se puede leer poesía en carteles colocados a lo largo de la propiedad y sentarse en bancos hechos a mano para disfrutar de la hermosa vista. La familia Mendoza ha centrado su atención en las cosechas pequeñas de sólo las mejores vides, dando lugar a vinos elegantes y equilibrados.

FAMILIA CECCHÍN es una bodega que produce vinos ecológicos en el departamento de Maipú, provincia de Mendoza. De sus viñedos certificados por OIA (Organización Internacional Agropecuaria) nacen vinos orgánicos y vinos sin sulfitos agregados. En este último caso, la vinificación se hace con las levaduras naturales del viñedo, sin anhídrido sulfuroso, químicos ni ácido tartárico agregados. La bodega cultiva variedades tradicionales como Malbec, Merlot, Chardonnay y Cabernet Sauvignon; y variedades casi únicas en Argentina: Moscatel de Alejandría, Carignan y Graciana.

*Gastón Ayerbe es elaborador de vino casero y sommelier.

Esta entrada tiene 2 comentarios

  1. Es casi una falta de respeto publicar una foto de lo que «llaman bodega» en Olivos (Bs As). Pregunto donde está la moledora, donde están las piletas, barriles, pipones, barricas o depósito de mosto para transformarlo en vino… y lo principal…. de donde sacan la uva? La materia prima (uva) debe tener un tenor azucarino, °Baumé para producir alcohol que no se logra con uvas que no sean de las zonas de origen. Salvo que hagan vino de «uva chinche», que no debe tener ni 3° Baumé. Muy bueno el comentario sobre «Vinos de Autor».
    Cabe acotar que en la actualidad en INV, para Vinos Caseros como Vinos de Autor, autorizó una producción de hasta 12.000 litros para cada elaborador, siendo esta una medida del Instituto que hay que aplaudir, dado que favorece en buena medida a la producción artesanal.

    1. Buen día Enrique, gracias por sus comentarios. Si hay algo por lo que siento respeto y pasión es por el vino y su cultura. En el año 2005 me inscribí como elaborador de vino casero en el Instituto Nacional de Vitivinicultura y elaboré 3 cosechas de vino a muy pequeña escala en Olivos, provincia de Buenos Aires. Una tonelada de uva por año, de Malbec en 2 oportunidades y Bonarda, traídas en camión refrigerado desde Maipú, provincia de Mendoza. Para ello acondicioné un espacio con tanques de acero inoxidable, temperatura controlada, prensa, despalilladora, moledora y demás insumos para llevar a cabo el proceso. Como corresponde vinieron inspectores del INV a certificar el lugar y tomaron muestras para hacer los análisis de alcohol, acidez total y volátil, so2, etc.
      Hice un pequeño video para documentar esa hermosa experiencia, que puede ver en el siguiente link https://www.vinosdeayerbe.com.ar/2018/03/18/vino-casero/
      Un cordial saludo,
      Gastón Ayerbe

Deja un comentario

Cerrar menú
×
×

Carrito

[contact-form-7 id=»298″ title=»Contact form»]